Navettes arlésiennes


Hace poquito nos tomamos unos días de descanso, la verdad es que abril fue un mes intenso y agotador, divino pero agotador, de tal manera que me juré que en las vacaciones no tocaría ningún horno, me llevé libros que no tuvieran absolutamente nada que ver con la cocina, zapatillas para salir a caminar todo el día y emprendimos viaje rumbo a la campiña francesa, lugar soñado y desconectado  completamente de todo tipo de redes, ni teléfono, ni compu, ni tele, ni nada, pura paz.


... pero llegamos ahí y desgraciadamente tuve que pasar por la libraría y se imaginaran que tipo de libros y revistas salieron de allí.
En fin que me contuve y los primeros días fueron bastante bien porque aunque el horno de la casa está divino, nuevo, con un montón de funciones y chiches que el mío no tiene, no lo toqué y solo me dediqué a la jardinería y la exploración del lugar, saludar a los vecinos como es correspondiente, con cuatro besos a cada uno y solo una vez al día aunque los vea quince veces.
todo marchaba sobre ruedas hasta que al tercer día llagaron las nubes ...

... y con ellas la nieve... y con la nieve llegó el momento de solamente visitar a los vecinos y como la gente es muy generosa y sabe lo que te gusta llegaron los regalos, huevos caseros y yo que seguía firme que no haría nada y el horno que me llamaba y yo que me resistía pero también las recetas saltaban de esos libros y yo trataba de ignorarlas pero la verdad es que mis planes eran otros y el encierro , y la nieve; y el horno; y las revistas; y como agradecer los huevos...

En fin, vamos a la receta!

Ingredientes:

400 gr de Harina 
150 gr de Azúcar
30 gr de Manteca
2 Huevos mas 1 Yema para pintar 
1 cdita de Polvo de hornear
Ralladura de un Limón
1 cda sopera de Agua de azar

Preparación:

Precalentar el horno a 180°
En un recipiente batimos la manteca con los huevos, el azúcar, la ralladura y el agua de azar, una vez que está todo bien integrado agregamos la harina previamente tamizada con el polvo de hornear y amasamos hasta que tengamos una masa homogénea .
Con una cuchara sacamos siempre porciones iguales de masa y formamos unas galletitas lo mas ovaladas posible. 
Ponemos sobre la placa del horno, las pintamos con la yema del huevo y con la punta de un cuchillo hacemos apresan una ranura en el centro de la galleta.
Horneamos entre 15 a 20 minutos dependiendo del tamaño de la galleta.


Y para no tener sentimiento de culpa por haber roto mi promesa, preparé varias bolsitas y salí a repartir besos y galletas por toda la campiña francesa!

Hasta la próxima mis queridos amigos.
Feliz primavera!!!

0 comentarios

Publicar un comentario